viernes, 15 de julio de 2011

LA LEYENDA DE CHOON-HYANG (parte 8)

"¡Oh!", dijo sin aliento. "Cada día hemos estado esperando por usted, pero por desgracia, en dos o tres días Chunhyang estará muerta."

-Escucha, madre- respondió Yi Mong-Yong. "Aunque soy un pobre miserable, todavía anhelo a Chunhyang, y quiero verla."

Lo que hizo la mama de Yi Mong-Yong llamó a la ventana de la cárcel, llamo a su hija, que estaba dormida. Despierta, Chunhyang preguntó de inmediato si alguien había visto Yi Mong-Yong o había escuchado noticias de él.

La madre respondió que en lugar de Yi Mong-Yong, un mendigo que había venido afirmó que era Yi Mong-Yong, y fue allí ahora para verla.

Yi Mong-Yong apareció en la ventana, y Chunhyang lo miró. Parecía que no había alguna diferencia con ella que estaba mal vestida, y parecía haber fracasado en la vida en Seúl. En su lugar, llegó a él a través de las barras y luchó para estar lo más cerca posible de él.

-“Puede ser un mendigo en el vestir”, respondió Yi Mong-Yong, “pero tengo un corazón que no es mendigo”

"Corazón mío", dijo Chunhyang, "que difícil debe de haber sido su viaje. Regresa con mi madre y descansa un poco. Pero, por favor - estoy bajo la pena de muerte y debo morir mañana después de la fiesta – venir a mi ventana de nuevo por la mañana, así podre tener la alegría de verte una vez más antes de morir. "

Share: